José Manuel Rodríguez Almenar, ha impartido toda una lección en torno a esta reliquia. El experto en el sudario de la Catedral de Turín señaló que “el análisis de la Sábana Santa no es cuestión de fe, es un enigma de la ciencia” que requiere de “unos determinados métodos para llegar a unas conclusiones”.

Este evento organizado por el Instituto de las Culturas en colaboración con la Vicaria Episcopal de Melilla y la Parroquia Castrense ha permitido presentar el método científico que sigue analizando la tela. Rodríguez Almenar. un ponente de excepción, reconoció que “todo el mundo ha oído hablar de la Sábana Santa, pero mal” y muchos se limitan a preguntar “¿es verdadera o falsa?”.

Almenar ha matizado que se han alcanzado conclusiones parciales y que muchas de ellas llevan a pensar lo que no es la Sábana Santa. En este punto, resaltaba que no se trata de una pintura, de una falsificación ni que la misma procede de la Edad Media. Lo que sí se sabe es que tiene sangre y una imagen que ha sido imposible de repetir y que se desconoce cómo ha llegado hasta la tela.

Rodríguez recordó la similitud de estas huellas con las del sudario de la Catedral de Oviedo y la importancia de su análisis.